miércoles, 3 de febrero de 2010

Dicen que la vida empieza a los cuarenta....¿será?

Dicen que la vida empieza a los cuarenta. Francamente, nunca lo sentí así, para mi los cuarenta fueron como un balde de agua helada en la cabeza. Los cumplí en mal estado de salud, estresada, con mi matrimonio sostenido por alfileres y con ganas de salir corriendo hacia cualquier lugar.

¿Mi vida empezó a esa edad? No lo creo. Hoy, tres -casi cuatro- años después veo que las cosas no han sido tan malas como las imaginé, pero me ha costado trabajo reconciliarme con la edad. Pienso en mi estado de ánimo al llegar a la tercera década de mi vida y la recuerdo totalmente diferente: me sentía bien, estaba guapa (debo confesarlo), iba al gimnasio diariamente y tenía un cuerpo que hasta a mi misma me excitaba, disfrutaba todo, estaba terminando uno de mis posgrados, había terminado hacía un par de años con una relación patética de la que había salido fortalecida, estaba a punto de irme a vivir sola y tenía muchos proyectos por delante.

A los cuarenta no tenía ganas de hacer nada. Quería que concluyera el trabajo en el que estaba pues el desgaste era francamente terrible, me sentía culpable porque pensaba que mi matrimonio se estaba yendo por la borda a causa de mi compulsividad laboral, mi cuerpo no era apetecible y mi marido me ayudaba a sentirme poco deseada. De hecho, mi cumpleaños cuarenta lo pasé triste, no recuerdo haber festejado nada y tampoco viene a mi mente el que mi ex hubiera tenido un detalle particular conmigo. De hecho, ese año él había tenido un accidente en el que casi me quedo viuda y cuando él se recupero a mi me dio un preinfarto.

Hoy, casi cuatro años después, mi vida ha tomado un giro que jamás imaginé. Estoy viviendo cosas que estaban fuera de mis planes (bien dicen por ahí que si quieres que Dios se ría tienes que contarle lo que tienes planeado hacer). Divorciada, sin hijos, cambiando el giro de mi vida, cerrando capítulos previos, con un cuerpo nada malo para mi edad, con canas, con nuevos miedos, con mayor fortaleza, inventando un nuevo camino.

¿Por qué cuento esto? No lo sé, hoy amanecí con ganas de contarle al mundo cómo vive una mujer de mi edad la vida, lo que piensa, lo que desea, lo que le duele, lo que añora, lo que teme, lo que la estremece. Cosa extraña, a mi que detesto contarle a las personas lo que pienso y siento, se me ha ocurrido abrir esta bitácora para contarle a los cuatro vientos esto. Veamos qué sucede.


6 comentarios:

Anusky66 dijo...

Saludos de otra cuarentona satisfecha con los "privilegios " que da tener esta edad.
Bienvenida al maravilloso invento de los Blogs, pasaré a leerte más veces .
Un besazo

Marcelo dijo...

Los cuatro vientos del mundo blog son muy interesantes, porque mezclan todo y nadie de tu círculo se entera. Aprovechalo!
Un beso

monicamb2002 dijo...

Tal vez lo veas tal vez no .... pero bueno navegando di con tu sitito, con tu espacio y sabes me siento identificada pasare por aki muy seguido
saludos .... y bueno haremos lo que queremos ...

Cuarentona interesante dijo...

Anusky, Marcelo y Monica,

Es estimulante verles de visita. Gracias por dejar un poco de su humanidad en este espacio de una cuerentona divagante.
Saludos.

LAZANDO COCHINOS Y CABALGANDO MULAS dijo...

Cuarentona

Saludos, apenas ví tu blog, que bueno que te integras y sobre todo, que bueno que cuentes al mundo como es el universo de una cuarentona. (es ilustratico)

El primer escrito es muy interesante, sólo debo preguntarte algo, ¿en que son tus posgrados? ¿y cuando cumples años?. (no me digas cuantos cumples sólo el día).

¿Muy buena crónica femenina, felicidades y bienvenida!

EL CHARRO NEGRO

LAZANDO COCHINOS Y CABALGANDO MULAS dijo...

Cuarentona

Bienvenida al mundo bloggero, me pareció muy interesante tu primer escrito.

Tu estilo es muy amano y provocador.
En relación a si eras guapa o lo sigues siendo, yo pienso que las mujeres siempre son guapas.

Por lo de tu matrimonio ni te preocupes, no eres la única.

Que bueno que decidiste contarle al mundo como vive una cuarentona, es fantástico, algo aprenderemos de ti, y espero que tu de nosotros!

Para que no te sientas nunca más sola o triste en tu cumpleaños, ¿en que día cae?, así al menos te enviaremos felicitaciones por este medio. (no es necesario poner el año)

Felicidades