miércoles, 16 de junio de 2010

Los cambios hormonales

No me está gustando nada, y tengo que investigarlo. No quiero empezar a consumir pastillas, hormonas y cosas por el estilo, pero evidentemente mi cuerpo está empezando a tener cambios que antes no me imaginaba.

Descubrí en mi cuello un....¡pelito negro! Casi me desmayo del susto, del ataque y de la tristeza. ¿Qué se hace en estos casos?

Necesito investigar. La verdad es que a pesar de que siempre lo he sabido, no me he tomado la molestia de investigar -yo que todo lo curioseo y analizo- qué le está pasando a mi cuerpo desde que cumplí 4o año. Están acercándose los cambios hormonales a toda velocidad y veo con terror (si, lo confieso) que se acerca la palabra prohibida: menopausia. Se acerca no porque tenga síntoma, sino porque después de las cuatro décadas estoy más cerca de ella que lejos.

Bueno, necesitaba hacer catarsis sobre esa aparición en mi cuello y todas las cosas que ello implica. Investigaré y regresaré a conversar.

PD. Por cierto, voy a categorizar esta publicación también en "Duendes y monstruos...." que así sentí esa intrusiva aparición...


2 comentarios:

Alinando dijo...

Hola. He descubierto tu blog y me ha gustado. He leído varias entradas y no entiendo cómo no tienes más comentarios en cada una de ellas. Creo que a muchas mujeres les apetecería verse reflejadas en tus artículos, es una pena que no conozcan tu sitio.

Espero que no te desanimes y sigas escribiendo.

Saludos.

Alinando dijo...

Ahora lo entiendo... jejeje.

Más saludos.